CERCA DEL INFINITO: AMOR Y SANGRE

redes

ON-LINE

AMOR Y SANGRE

28 de abril de 2016



Título: Amor y sangre
Autor: Andrés García Sosa
Editorial: Lampedusa
Nº de páginas: 135
Tipo de libro: libro autoconclusivo
Género: novela policiaca/romántica
Idioma: español





SINOPSIS
Dos hombres de un alto status social y con un pasado escolar común son asesinados a puñaladas. Una enigmática llamada pone al inspector Antonio Quintana en la senda de tal caso, debiendo luchar contra reloj para evitar más muertes entre los alumnos de aquella promoción del 91. Entre tales hombres descubre un muro de miedo, unas palabras que denotan una inquietud, un misterio de difícil resolución.
Por otro lado, María Falcón es una mujer enferma de cáncer y que es cuidada por un joven que está enamorado de ella. Se trata de un amor puro, noble, sin connotación sexual alguna.
Ambas historias se entrelazarán, generando una amalgama de emociones.

VALORACIÓN
Lo mejor: tengo una particular forma de ver el amor y las relaciones, siempre la he tenido, y aunque no es la más habitual (y menos entre personas de mi edad, que rondan los veinte años), es, simplemente, mi forma de verlo e interpretarlo, así que cuando conocí la relación de María, la mujer enferma de cáncer, y David, el hombre que la cuida, me sentí completamente identificada con ella. Creo que el amor puro e incondicional es uno de los más profundos y bonitos, y el autor ha sabido representarlo perfectamente, cosa que le aporta mucho en favor al libro.
Lo peor: como he podido observar, no soy la única a la que le ha "rechinado" esto, y es que el autor hila muy bien la historia para que esperes un final lleno de acción y con una epicidad que, sin embargo, nunca llega, lo que hace que vuelvas la página una y otra vez pensando "No, no, oye, esto no puede acabar así ¿QUÉ PASA CON MI FINAL?"
Personaje que más me ha gustado: sin tener que pararme a pensar ni un solo segundo, David García, el hombre que cuida de María, la mujer con cáncer. Es una persona y un personaje digno de admirar y al que el autor ha regalado el mejor papel dentro de la historia con mucha diferencia.
Personaje que menos me ha gustado: sería difícil de decidir, ya que, como comentaré más adelante, no se profundiza mucho en la mayoría de los personajes, por lo tanto, no puedo conocerlos tanto como para saber si me gustan o no. Por lo que sé, diría que me quedo con Patricia, la prima de María,  la mujer enferma, dado que por lo que el autor nos deja ver sobre ella, entra dentro del perfil de personas con las que no suelo encajar ni conectar.
Frase que más me ha gustado: «Yo, que daría mi sangre por ella» (David, 87)

¿POR QUÉ ME DECIDÍ A LEER ESTE LIBRO?
Aunque mi opinión no se ve alterada por este hecho (cosa que quiero dejar clara), el autor del mismo, Andrés García Sosa, se puso en contacto conmigo para preguntarme si deseaba leerlo y reseñarlo, y aunque me ha pillado en una época llena de exámenes y trabajo, al ser tan cortito, acepté.

¿QUÉ ESPERABA ENCONTRAR EN ESTE LIBRO?
¿Sinceramente? cuando lo acepté no fue por la sinopsis, sino por la extensión, de hecho ni siquiera leí la sinopsis, así que solo sabía dos cosas: que era un libro finito y que era policiaco, y con esas premisas, arranqué a leer, es decir, con las expectativas en blanco tanto para bien como para mal.

¿Y QUÉ ENCONTRÉ? (OPINIÓN PERSONAL SOBRE EL LIBRO)
Como prácticamente todas las lecturas, ha tenido sus puntos positivos y sus puntos negativos, sin embargo, algo que considero muy importante en un libro es que, al cerrarlo (no cuando lo terminas, sino cuando pones el marcapáginas y lo cierras para ponerte a otra cosa y regresar más tarde), sigas pensando en su historia. El hecho de que estuviera comiendo y preguntándome "¿Quién será el asesino?" es algo que he valorado mucho en esta lectura, y a pesar de que me ha pillado en una etapa, como he dicho anteriormente, muy liada, ha conseguido que en mis ratos muertos, en vez de pensar "Dios, tres días para el examen" pensase "¿Habrá sido el odontólogo?". De eso, Andrés, te tengo que dar las gracias, pues me has hecho desconectar un poco de todo el caos.

A propósito de la edición, no me ha gustado el hecho de que haya muchas páginas en blanco, sin embargo, la letra es muy cómoda para leer, cosa que agradecí enormemente. La historia está escrita a dos voces (aunque hay un tercer narrador, que solo aparece en el primer capítulo): la de David, el hombre que cuida de María, por una parte, y la del Inspector de homicidios Antonio Quintana por otra. Ambas historias conforman dos líneas paralelas que confluyen en un punto concreto de la historia bastante curioso. No es un momento especialmente apoteósico, pero me parece muy interesante el hecho de poder relacionar estas dos historias, que aparentemente no tenían nada que ver en un principio. El autor demuestra un buen manejo de la escritura con una pluma sofisticada que hace una aparición triunfante en el primer capítulo, a mi modo de ver el mejor de todos, cuya conexión con el resto de la historia no comprenderás hasta ya avanzada la novela.

En cuanto a los personajes, tengo bastante que decir. Para mi gusto hay demasiado personajes, lo que hace que continuamente tuviera que parar la lectura y apuntar al nuevo personaje de turno, porque cuando llevaba un rato leyendo, aparecía un nombre y tenía que revisar en mi lista si ya había salido, y si no era así, apuntarlo. Muchos de los personajes que salen, en mi opinión, ni siquiera tienen la necesidad de tener un nombre, se podría sustituir perfectamente "Manolo, el dueño de la cafetería" por "el dueño de la cafetería", y como no va a tener ninguna relevancia en lo que queda de historia, pues ahí se queda el hombre, en su cafetería, sin necesidad de hacernos más lío en la cabeza. Este hecho, de que haya tantos personajes y tantos nombres, también conlleva que en la trama policiaca los personajes se vean "muy por encima", es decir, no llegamos a conocer a ninguno de ellos, y si a ello le sumamos que es una novela muy cortita, apaga y vámonos... al final le quita un poco la gracia del no poder especular sobre el asesino, que es la gracia de este género. Sin embargo, y rompiendo una lanza a favor del autor, diré que me gusta mucho la forma que tiene de representar física y socialmente a cada uno de sus personajes, ya que cada uno tiene una clase social y un modo de expresarse, vestirse y presentarse al lector diferente. Es algo que aprecio mucho, pues no todos los escritores saben retratar estas diferencias, que te hacen "vivir de primera mano" un poco más la historia.
Finalmente, también hay que añadir que en la trama romántica, esto no es igual, sino que podemos conocer a David mucho mejor y sentir lo que él siente y ver lo que él ve, es fácil ponerte en su piel y saber exactamente la forma en la que ve a María, de la cual está completamente enamorado. Sin lugar a dudas, la trama romántica es la que más me ha gustado y con la que me quedo. Leyendo reseñas algunas de mis compañeras blogueras he visto que a varias de ellas les sobraba esta línea de la historia, sin embargo, en mi caso, fue más al revés, pues en mi opinión, a la parte que más "fuerza" le falta es a la policiaca, mientras que la romántica me ha aportado mucho más (pero cada uno con sus gustos, por supuesto).

En mi opinión, el autor ha preparado tan maravillosamente el terreno para un final increíble, que cuando llegas a dicho final, sientes que te falta algo, que le pondrías un par de capítulos más, que no puede acabar así, sin embargo, recomiendo su lectura, ya que es una novela muy ágil, adictiva y además breve, es decir, que se te pasa volando, y te guste más una trama o te guste más la otra, merece la pena, además es muy rápido y fácil de leer, por lo que, si no te gusta, se habrá acabado antes de que te des cuenta.

FRASE CONCLUSIÓN
«La quiero. No me avergüenza reconocerlo» (David, 27)




¡ME SUSCRIBO! COTILLEA MI GOODREADS GRANITOS DE ARENA

2 comentarios:

  1. Hola Khoana.
    La mayoria de la veces que caen en nuestras manos novelas de este estilo, nos solemos llevar una grata sorpresa. Y por lo visto esta es una de esas novelas.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar