CERCA DEL INFINITO: EMOJIS ¿LA NUEVA EXPRESIÓN DE LA LITERATURA? (LOS ARTÍCULOS DE BIANCA #26)

redes

ON-LINE

EMOJIS ¿LA NUEVA EXPRESIÓN DE LA LITERATURA? (LOS ARTÍCULOS DE BIANCA #26)

24 de junio de 2015

EMOJIS: ¿LA NUEVA EXPRESIÓN DE LA LITERATURA?

Mi profesora de literatura, con una de sus tareas, me sugirió indirectamente el tema del que quiero hablar esta semana. En esta tarea teníamos que debatir (en mi caso me tocó la postura en contra)
sobre una nueva “literatura” que estaba abriéndose paso a partir de emojis. Y es que sí, esos mismos iconos que usas en el chat de WhatsApp o en las redes sociales están empezándose a utilizarse para narrar historias.

En la década de los 80, el ingeniero Scott Fahlman se dio cuenta que le era difícil trasmitir ciertos mensajes para que le tomaran en broma, por lo que creo el símbolo de la carita feliz que todos conocemos: :-). A pesar que hoy los utilizamos con emoticones gráficos, cierto es que se nos hace muy difícil comunicarnos a través de estos medios sin nuestros queridos emojis, los cuales nos trasmiten un mensaje, transforman la reconvención en complicidad, siembra el doble sentido, sugiere la ironía y suaviza la crítica. Sin dudas, facilita la comunicación,
pero al hablar de literatura, estamos hablando mucho más allá de un modo de comunicarse, porque sobre todas las cosas, la literatura es arte, y precisamente por eso su fin es transmitir a través de palabras pensamientos, sentimientos, reflexiones, opiniones y muchas más cosas.
Cuándo imagino que agarro un libro, lo abro y me encuentro con una historia narrada por emojis, simplemente me desagrada la idea. Generalmente soy una persona que apoya las nuevas tendencias, pero como amante del arte de las palabras, no puedo compartir esta novedad.

Una de las muestras de esta nueva expresión se produce con un argentino que tradujo Cuentos de la selva de Horacio Quiroga, una combinación entre palabras y emojis, aunque no es la única historia que ha sufrido esta nueva "moda", incluso Moby Dick es otra de las víctimas, la cual se tituló Emoji dick. Actualmente están pidiendo 25.000 dolares para traducir La Biblia entera en emojis totalmente, es decir, sin palabras en medio. He de decir que todas estas son versiones que mis ojos nunca van a llegar a conocer. Mi ideología de adaptación a las nuevas ideas trata de buscarle algo brillante a la “emojiteratura” (o como sea que le llame) y, debatiendo conmigo misma, creo que no es tan negativo si utilizamos este método para acércanos a niños que no acostumbran a leer, para poder incentivarlos, pero la literatura tal cuál hoy la conocemos es necesaria para enriquecer el vocabulario, la mente y la postura personal. Si esto empieza a ser una moda, muchos autores empezarán, no solo a traducir, sino también a escribir, y no va a ser por el objetivo de aportar una obra de arte, sino por dinero.

Otro tema es el de que los símbolos llevan a malinterpretar el significado. Cada vez hay más y más, por lo que empieza a hacerse más fácil poco a poco, pero no deja de confundirnos. Sería un aporte medianamente interesante que alguien tuviese la capacidad de publicar una obra que, dependiendo de la interpretación de cada uno, narrase una historia diferente. Igualmente, lo considero como una actividad para ver tu resultado y que jamás puede ser comparado con una buena novela.

Para concluir, creo que llamarlo literatura es precipitarnos. ¿Me agrada? No, pero estoy segura de que muy pronto al mundo sí.



¡ME SUSCRIBO! SIGUE A BIANCA EN INSTAGRAM GRANITOS DE ARENA

No hay comentarios:

¿TE ANIMAS A DEJAR TU APORTACIÓN EN FORMA DE COMENTARIO?
Recuerda que puedes colaborar con el blog o dejar tus peticiones y recomendacciones contactando conmigo